RINCONES

COSAS DE AYER

(pincha el icono que quieras ampliar)

LA CASA DE LOS HABITOS.jpg
LA CASA DE LOS HABITOS

Eran tiempos de pedir ayuda a los santos, para solucionar los problemas cotidianos, a cambio de vestir un habito con sus colores durante algún tiempo.
D corseteria .jpg
CORSETERIA Mª CARMEN

En tiempos fue referente de moda intima de mujer. Lo último en corsetería y medias de cristal podía encontrarse en sus anaqueles.
D fca de churros y buñuelos.jpg
Fca. de BUÑUELOS Y CHURROS

Entrañable lugar de desayuno de la calle del Angel, donde reponían fuerzas las gentes del Mercado de la Cebada, en Madrid
D butano propano .jpg
HOMENAJE A
AMALIA AVIA

Butano Propano
D antigua taberna .jpg
VIEJA TABERNA

Detrás de su viejo cierre aún se escucha hablar de toros, de mujeres….de la vida.
D la nati ..jpg
HOMENAJE A
AMALIA AVIA

La Nati
D san vicente ferrer.jpg
HOMENAJE A
AMALIA AVIA

Papelera Segobel
D s bernardo 81 .jpg
HOMENAJE A
AMALIA AVIA

San Bernardo 81
D aguas minerales .jpg
HOMENAJE A
AMALIA AVIA

Almacén de aguas minerales
E buho rojo.jpg
EL BUHO ROJO

“Gran taberna apache al estilo de los barrios bajos de París” “Palacio de la frivolidad” Anunciaba su publicidad.
E la pallete des vins .jpg
LA PALLETE DES VINS

Montmartre, tiempo entrañable de locura y bohemia, de bolsillos vacíos y al alma llena de juventud.
E corte ingles .jpg
EL CORTE INGLES

Los principios del gigante
E viveros de la villa .jpg
VIVEROS DE LA VILLA

Bailar en los merenderos era una costumbre muy extendida entre los madrileños, sobre todo en los rigurosos veranos de Madrid. Uno de los mas famosos fue Viveros de la Villa, además de una excelente cocina disponía además de un tio vivo y unas barcas columpio, en sus frondosos jardines. Estaba situado en la antiguo Camino de El Pardo nº 9.
E el pay pay.jpg
EL PAY_PAY

El Pay Pay era uno de aquellos cafés económicos conocidos con el nombre de "Tupi" (Abreviatura de Tupinamba) marca de café muy popular que se podía degustar en estos establecimientos. Eran muy frecuentados, ubicados en los alrededores de la Puerta del Sol, fueron la alternativa popular a los cafés literarios, tan de moda en la época.
E teatro novedades.jpg
TEATRO DE NOVEDADES

De pronto, faltaban cinco minutos para que fuesen las 9 de la noche, el jefe de los tramoyistas advirtió que ardía la decoración. El grito de ¡Fuego! ¡Fuego! se generalizó, cundiendo el pánico, el peor enemigo de los siniestros y el público se precipitó en tropel, alocadamente hacia las puertas de salida.
E teatro reina victoria .jpg

TEATRO
REINA VICTORIA

Homenaje a:
Agustín González
Manuel Alexandre
J.L. López Vázquez
E cinema paradiso .jpg
CINEMA PARADISO

Al marchar Totó de la aldea, Alfredo le hace prometer que no volverá la vista atrás, ignora que años mas tarde, Totó, necesitará volver a recuperar la magia de su niñez entre las paredes del viejo cine
P antigua peluqueria.jpg
ANTIGUA PELUQUERIA

Clientes pues no faltaban; el problema era que, justamente por la escasez de dinero, la gente solo se afeitaba un día a la semana y no siempre con puntualidad. Por esta causa, los barberos se quejaban amargamente de la dificultad que significaba afeitar barbas de ocho días a sus clientes.
dos peluquerias.jpg
DOS PELUQUERIAS

Las barberías fueron lugares de tertulias y confidencias entre los parroquianos. Allí el tiempo se detenía y el afeitado se convertía en un rito pausado de un oficio que unía tradiciones centenarias.
peluqueria molina.jpg
PELUQUERIA MOLINA

Ir bien afeitado, era una obligación social, casi un rito. Algunas barberías, abrían los domingos por la mañana, pues los clientes acudían para ir bien afeitados al futbol por la tarde.
P salon de peluqueria .jpg
PELUQUERIA CASIN

Una buena navaja de barbero valía mucho dinero y, además, eran pocos los que se atrevían a utilizarla, algunos clientes compraban su propia navaja y se la confiaban al barbero, para que les afeitara en exclusiva.
   Página 1 de 1   
Miguel Yunquera  |  myunquera@gmail.com